EL AJO COMO INSECTICIDA, REPELENTE Y FUNGICIDA – PRUEBALO, NO TE ARREPENTIRAS

Comparte con tus Amigos!

La eficacia del extracto de ajo  como plaguicida natural se ha demostrado con ciertas plagas. El versátil ajo es un viejo conocido de campesinos y agricultores.

Es totalmente inofensivo para los ecosistemas, no afecta a insectos beneficiosos y las plantas rociadas con formulaciones de ajo puede consumirse al momento con toda seguridad.

En este momento tengo algunas plantas medicinales en mi balcón que están empezando a ser lastimadas por pulgón y ácaros, por eso, me  he puesto manos a la obra y probar esta solución barata y ecológica.

AJO INSECTICADA

Para hacer este insecticida natural y ecológico, no tenemos que ir lejos, solo hay que entrar a nuestra cocina y coger los ingredientes.

En esta receta solo vamos a usar dientes de ajo y agua. Entre las muchas propiedades medicinales del ajo se encuentra la posibilidad de eliminar y controlar los insectos perjudiciales, usándolo como un insecticida natural.

Este insecticida ecológico y natural es muy eficaz contra bacterias,hongos, pulgones y ácaros.

INGREDIENTES PARA NUESTRO INSECTICIDA

  • 50 gr. de Ajo.
  • 1 litro de Agua.
  • Spray o difusor.

La relación entre ajo y agua es de 50 gr. de ajo por litro de agua. Os aconsejo que primero hagáis poca cantidad y después según vuestras necesidades, hagáis más o menos.

ELABORACIÓN

1. Pelamos los ajos y los cortamos en cachitos pequeños.

2. Echamos el agua en un cazo y lo ponemos a calentar. Cuando esté caliente añadimos el ajo.

INSECTICIDA DE AJO

3. Realizamos la tisana con la mezcla, dejamos que le de varios hervores.
4. Apagamos el fuego, dejamos reposar unos minutos y lo filtramos.
5. El resultado lo guardaremos en un bote de cristal con un buen cierre.
6. Para poder usar nuestro insecticida, debemos echar 1 parte de la mezcla por 4 partes de agua en una botella con spray.

¿CÓMO SE USA?

La forma de uso es muy sencilla. Solo tenemos que aplicar el insecticida que hemos preparado a pleno sol, durante varios días consecutivos. En cuestión de poco tiempo veréis los resultados.

OTRA FORMA DE HACER LA RECETA EN FRÍO

Otra forma para hacer nuestro insecticida natural, es hacerlo en frío, sin necesidad de calentar la mezcla.

-Usamos una cabeza de ajo bien picada por cada 1.25 litros de agua.
-Lo mezclamos todo en un recipiente de vidrio y lo dejamos reposar 4 horas.
-Pasado este tiempo lo colamos con un filtro de café o una tela de algodón o similar. El resultado lo echamos en un difusor o spray.
-Lo debemos aplicar, igual que en el caso anterior, pero cada 2 días durante 2 semanas.

Ya no tienes excusa para usar los insecticidas comerciales, animaos y probad estas dos recetas, los resultados se verán en pocos días.Merece la pena usar este tipo de productos, mejor para la salud de todos y la de todo el planeta.