Reduce el aspecto varicoso de tus piernas de forma efectiva y natural

Comparte con tus Amigos!

Muchas personas sufren de algún tipo de varices o venas varicosas.  Estas  pueden surgir debido a la comida procesada, la obesidad, la falta de actividad física, deficiencias nutricionales y estar mucho tiempo sentado o de pie.

Las várices surgen cuando la sangre no puede fluir correctamente por las venas del cuerpo. Cuando ocurre esto, la sangre comienza a acumularse y se queda estancada en esa parte de las venas. Normalmente se producen en las piernas y están asociadas a la mala circulación.

vena varicosa

Existen numerosos tratamientos que te ayudan a reducir o eliminar las varices de tus piernas y demás, incluyendo las cirugías o inyecciones, pero el altos costo de ambos procedimientos, impide que muchas personas gocen de sus beneficios por lo que hoy te traemos un sencillo remedio que unido a un estilo de vida más activo y una dieta más saludable, ayudará a reducir las varices de forma sencilla y natural.

Tratamiento de aceite de oliva y ajo para combatir las várices y las arañitas

La combinación de aceite de oliva y ajo nos da como resultado una loción de textura oleosa que, combinada con un poco de jugo de limón, reduce de forma notable la presencia de várices y arañitas.

Esta mezcla ejerce un potente efecto antiinflamatorio, reafirmante y tonificante que facilita la disminución de las venas dilatadas para activar el paso correcto del flujo sanguíneo.

Su aplicación mediante masajes circulares promueve la circulación, activa el sistema linfático e impulsa la eliminación de las toxinas que impiden la correcta oxigenación de las células.

¿Cómo preparar este tratamiento natural para combatir las várices y arañitas?

Para preparar este tratamiento de aceite de oliva y ajo te recomendamos adquirir ingredientes de alta calidad, ya que las presentaciones económicas no cuentan con las mismas propiedades.

Elige aceite de oliva extra virgen y ajos enteros para cerciorarte de que sus propiedades en el tratamiento sean efectivas.

Ingredientes

  • 12 dientes de ajo
  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen (100 g)
  • El jugo de 1 limón
  • 1 frasco de vidrio

Preparación

  • Pela los dientes de ajo, córtalos por la mitad y tritúralos, con la ayuda de un mortero, hasta conseguir una pasta.
  • Incorpora el ajo triturado en un frasco de vidrio y, en seguida, agrégales el aceite de oliva y el zumo de limón.
  • Tapa bien el recipiente y ponlo en un lugar fresco y oscuro, toda la noche.
  • A la mañana siguiente, remueve los ingredientes con un utensilio de madera y pásalo a través de un colador para separar los restos de ajo.

varices

Modo de uso

  • Toma una cantidad generosa del producto y frótalo con suaves masajes circulares sobre las áreas del cuerpo afectadas por las várices y arañitas.
  • Realiza movimientos continuos y presiona con las yemas de los dedos para estimular la circulación.
  • Deja que actúe y se absorba durante una hora y, pasado este tiempo, enjuaga con agua fría.
  • Repite su aplicación como mínimo tres veces a la semana, preferiblemente en horas de la noche.

Ten en cuenta que, para obtener resultados rápidos y duraderos, debes combinar el uso de este producto natural con la práctica diaria de ejercicios y una dieta balanceada.  Estos hábitos no solo mejoran la salud circulatoria, sino que disminuyen el exceso de peso y la inflamación, dos factores que afectan la salud de las piernas.

Anímate a probarlo en casa y descubre que no tienes que gastar demasiado para acabar con estos molestos problemas.  Este remedio casero de ajo para eliminar las várices, te será de ayuda para controlar las venas varicosas, pero debes saber que tienes que ser constante y disciplinada para ver efectos positivos sobre las várices.