Diecisiete señales que un bebé usa para comunicar algo cuando aún no sabe hablar

Comparte con tus Amigos!

Los hijos son la luz de nuestros días, nos llenan de amor y de alegría desde el primer momento en que llega a casa, e incluso mucho antes, cuando nos enteramos que el bebé va allegar a nuestras vidas, es impresionante.

Muchas mujeres e incluso los hombres esperan crear una familia hermosa, llena de hijos y de mucho amor y alegría y esto es muy posible si todos acordamos y planificamos de la misma manera ¿no es cierto?

Más que planificarlo, la llegada de un bebé nos cambia la vida y nos la vuelve mucho mejor sin lugar a dudas, aunque muchos no crean que es así, esto pasa exactamente de esta manera y es muy difícil que no lo sea.

Si bien tener un bebé es muy hermoso, la crianza o comunicarnos con ellos puede ser todo un reto y más si están bastante pequeños y por eso nosotros el día de hoy queremos hablarte acerca de este aspecto, para que tu como padre logres entender a tu bebé.

Entiende a tu bebé con estas señales

Ya todos los padres y las madres quisiéramos que nuestros hijos vinieran con un manual acerca de cómo debemos educarlos pero esto no sucede así, y nosotros como padres debemos improvisar para criarlos como personas de bien para el futuro.

Hay muchas maneras en las que nosotros podemos criar a nuestros hijos y cada padre adquiere la que más se ajusta a ellos, a sus valores y a la personalidad de sus pequeños pero si hay algo muy importante es saberlos entender.

Cuando apenas son unos bebés es casi imposible que nosotros entendamos qué es lo que les pasa a nuestros hijos y las señales que nos dan sin duda nos pueden ayudar solo debemos saber interpretarlas y acá te dejamos algunas.

El llanto: Es su forma de expresión al menos los primeros 4 meses pero ¿cómo sabemos por qué llora?

Llanto invocador: Grita por 5 o 6 segundos, se detiene 20 segundos y vuelve a repetir hasta que se haga continuo. Llora así cuando ha estado mucho tiempo solo y quiere que lo carguen.

Llanto hambriento: Comienza como un llanto invocador, lo alzas y sigue llorando e incluso hace sonidos de succión.

Llanto de dolor: Es un llanto monótono por lo general fuerte y no cesa, pero debes estar alerta ya que si el bebé está enfermando quizá trate de llorar pero no pueda porque el dolor no se lo permite.

Llanto por procesos fisiológicos: El pis, defecar o incluso expulsar un gas puede molestar al niño. El llanto es un lloriqueo quejoso como si algo le molestara.

Llanto somnoliento: Es un lloriqueo monótono y se acompaña de bostezos, se frota los ojos y sus orejas.

Llanto por incomodidad: Si no le gusta la posición en la que está, llorará y es un llanto irritado e intermitente que se acompaña de inquietud. Lo correcto es revisar el pañal o la ropa, si tiene calor o frío. Puedes optar por cambiarlo de entorno incluso.

Por los sonidos: Aunque no lo creas hay sonidos primarios e internacionales que hace el bebé en sus primeros 4 meses de vida y estos son los más comunes.

Ña (ñe): Significa que tiene hambre y se observa al niño presionando su lengua contra el paladar como succionando.

Ee (ei): Significa que eructará y se forma cuando el aire comienza a salir del esófago y el niño por reflejo busca expulsarlo.

Au (ou): El bebé quiere dormir porque está cansado. Pone los labios en “o” y simboliza fatiga.

Je: Está incómodo y se acompaña de movimientos y agitación de los brazos y piernas.

Ieo (ieu): Tiene algún malestar como gases, dolor de estómago. El bebé tensa la barriga y gime de este tipo.

Por los movimientos: El lenguaje corporal es muy importante y debes saber interpretarlo.

Se arquea: Si tiene menos de 2 meses puede significar dolor o cólicos. Si lo hace después de comer indica que ya se llenó y si es muy frecuente puede que se trate de reflujo. Si el bebé es mayor de 2 meses entonces indica fatiga y mal humor.

Gira la cabeza con ritmo: El bebé busca tranquilizarse a sí mismo y lo hace antes de dormir o en presencia de desconocidos por lo general

Se agarra las orejas: El bebé puede estar explorándose a sí mismo pero si lo hace a menudo y se acompaña con llanto entonces es mejor llevarlo al médico.

Aprieta los puños: Es señal de hambre así que si lo ves haciendo esto y aun no llora, aliméntalo y evita que llore.

Dobla las rodillas: Significa dolor abdominal como los cólicos y el bebé busca aliviar la molestia.

Levanta los brazos de forma brusca: Indica que se ha asustado bien sea por una luz brillante, un sonido fuerte o algo que lo haya sobresaltado, debe calmar al bebé.

Cómo última recomendación, hable siempre con su bebé para que se familiarice con el entorno aun cuando usted crea que él no entiende ya que así se comunicará más rápidamente con quienes le rodean incluso mediante gestos o sonidos.

Esperamos que esto le haya sido de su ayuda.

Leave a Comment