Beber Café Para Reducir el Daño al Hígado Provocado por el Alcohol

Comparte con tus Amigos!

Es el café una de tus bebidas favoritas? Si tu respuesta ha sido un si, hay buena noticias para usted.  Todos sabemos de los nocivos efectos del alcohol en nuestro cuerpo, sobre todo para el hígado, y sin embargo muchos de nosotros aun sabiendo esto abusamos de el.  Podriamos llegar a sufrir de cirrosis hepática.

Investigaciones recientes han encontrado que el café es el nuevo mejor amigo del hígado. Si bien es un hecho que la ingesta de tres o más bebidas alcohólicas por día se relaciona con un riesgo significativo de desarrollar cáncer hepático, el consumo regular de café puede contrarrestar los efectos del alcohol, protegiendo al hígado de desarrollo tumoral.

cirrosis hepatica y cafe

Por cada taza de café al día el riesgo de desarrollar cáncer hepático baja 14%, de acuerdo al World Cancer Research Fund en 2015.

Los investigadores analizaron los datos de nueve estudios publicados con un total de más de 430.000 participantes y encontraron que beber dos tazas adicionales de café al día se relaciona con un riesgo menor de un 44 por ciento de desarrollar cirrosis hepática.

“La cirrosis es potencialmente fatal y no tiene cura”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Oliver Kennedy de la Universidad de Southampton en el Reino Unido.

“Por lo tanto, es importante indicar que el riesgo de desarrollar cirrosis puede reducirse con el consumo de café, una bebida barata, ubicua y bien tolerado”, añadió Kennedy .

La cirrosis implica un endurecimiento y la destrucción del tejido del hígado y causa la muerte de más de 1 millón de personas cada año en todo el mundo. Puede ser causada por infecciones de hepatitis, el consumo excesivo de alcohol, trastornos del sistema inmune y la enfermedad del hígado graso, que está ligado a la obesidad y la diabetes.

Kennedy y sus colegas hicieron un análisis sobre el consumo promedio del café  entre la población estudiada y encontraron que la cantidad adicional de dos tazas adicionales cada día podría influir en las probabilidades de la enfermedad hepática.

Pero los resultados todavía dejan algunas preguntas sin resolver.
Un estudio, por ejemplo, encontró un vínculo más fuerte entre el consumo de café y un menor riesgo de cirrosis con café filtrado que con café hervido.

Kennedy advirtió que tampoco está claro exactamente cómo el café podría dar lugar a tener un hígado sano”.
“El café es una mezcla compleja que contiene cientos de compuestos químicos, y no se sabe cuál de ellos es responsable de proteger el hígado”, indicó Kennedy.

Ver información del estudio aquí: (Ingles)