8 Pasos Para Autoexplorarte – Por más insignificante que parezca identificarlo a tiempo te mantendrá fuera de peligro

Comparte con tus Amigos!

Autoexplorarte puede ser tu salvación. A la hora de hacerlo estás conociendo tu cuerpo y entonces si llega a haber algún cambio, lo notarás. Por más insignificante que parezca, identificarlo a tiempo te mantendrá fuera de peligro.

La Importancia de AutoExplorarte y Como Hacerlo

El hecho de que conozcas tu cuerpo es super importante para que puedas cuidarlo y prevenir cualquier enfermedad. Cada vez más las mujeres son presas del cáncer de mama. Así que no puedes permitirte ser una de ellas y haz lo que está en tus manos: autoexplorarte.

Pasos:

-Mírate en el espejo con el pecho desnudo y observa si ha cambiado el tamaño, el color o la forma.

-A simple vista puedes notar hoyuelos, arrugas o bultos en la piel. Si es así tendrás que acudir inmediatamente a tu médico de confianza. Si los pezones están en distinto lugar o como sumidos, También es un foco rojo al que debes prestarle atención. Asimismo, el enrojecimiento de la piel o el sarpullido pueden ser una señal.

-Levanta los brazos para verificar si las alteraciones anteriores (si viste alguna) siguen ahí.

-Si te sale algún líquido (obviamente no cuenta si estás lactando) amarillento, transparente, lechoso o incluso con sangre del pezón, no es normal. Así que por favor ve a que te revise un especialista.

-Ahora es tiempo de acostarse. Recuéstate boca arriba y explora con las manos cada seno. Con la mano derecha palpa la mama izquierda y con la mano izquierda palpa el seno derecha. El tacto debe ser firme con las yemas de los dedos y juntos.

-Haz movimientos circulares del tamaño de una moneda aproximadamente.

-Crea un patrón a seguir para que te asegures de haber explorado toda la zona.

-El último paso es estando de pie o sentada, preferente mente en la ducha con la piel mojada. Haz lo mismo que hiciste acostada pero ahora levantando el brazo del lado del seno que estés explorando.

¡No tomes estos consejos a la ligera! Síguelos siempre y cuando no estés en tu periodo menstrual, pues recuerda que esos días tus senos puedes estar más inflamados. También puedes sentir algunos bultitos que son propios de tu menstruación y que no tienen que ver con el cáncer.

¡Cuídate y comparte con tus amigas y familiares!